PACIENTES ETIOPES, LOS MAS AGRADECIDOS.

Acabamos de llegar de Etiopia, donde nuestro equipo ha realizado su campaña anual de cirugía. En Proyecto Vision, ONG con la que llevo 15 años colaborando,  vamos 7 equipos al año y operamos una media de 200 cataratas en las dos semanas de trabajo. Este año han venido dos nuevas cooperantes, una oftalmóloga y una ATS que han trabajado muy bien y a gusto.

Desde hace algunos años tenemos asignado por el gobierno de Tigray un tercio de la población, por lo que periódicamente los OMAS de nuestra escuela, que trabajan todo el año en la Clinica St. Louisse, van por los pueblos curando conjuntivitis y tracomas y revisando a todos los habitantes, pues muchos de ellos no saben que tienen problemas. En estas campañas locales de 2 semanas de duración, nuestros OMAS diagnostican las cataratas, glaucomas y estrabismos y les dan una cita en la clínica. Las cirugías más sencillas las va operando Berjanu, nuestro “Catarat surgeon” que cada semana realiza entre 10 y 12 intervenciones y las cataratas más complicadas, glaucomas y estrabismos los citan para que las operemos los equipos españoles.

Cada año nuestra cirugía es más difícil, pues tenemos esperando los casos más complejos con leucomas corneales, pupilas que no dilatan, síndromes pseudoexfoliativos, tensiones elevadas…. Y estrabismos de ángulos grandes y ambliopías profundas que nos dificultan el diagnostico, pero es un reto maravilloso y una gran satisfacción. Cada día vemos a los pacientes que acuden para operarse con su lazarillo y sin ver nada y, en contraste, los que ya se han operado que vuelven a casa felices, viendo y caminando solos.

Este año, como es habitual, hemos tenido muchos detalles muy emotivos: pacientes agradecidos que te besan las manos, familiares sonrientes al ver a su padre caminar solo, un paciente que nos ha regalado un cubo lleno de huevos…. Pero lo más emocionante ha sido una chica que al preguntarle si vivía cerca y si nos podríamos ver el año que viene para revisarla, pues estaba muy feliz tras su operación de estrabismo, me contesto que vivía muy lejos pero que “nos veríamos en el cielo”.

Estas cosas hacen que nuestra estancia en Mekelle, las jornadas de 10 horas y el stress de una cirugía difícil, merezcan la pena.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s